PW_logo_BlackPYellowApple_alpha (1).png

Me llamo Ana Castillo Muñoz, soy nacida y criada en Barrio Obrero, uno de los primeros barrios construidos por obreros, que venían del campo a la ciudad a trabajar y se alojaron acá con sus familias, en la capital de Puerto Rico, San Juan. Mi barrio siempre será punto de partida para mí, para mi trabajo, para mi identidad. Me da dirección y al mismo tiempo me recuerda cuál es mi base, cuál es mi raíz. 

Hace dos años trabajo por cuenta propia, soy periodista, escritora, genero contenido para distintas plataformas, entre ellas mi proyecto de sexualidad, Con el verbo en la piel. 

 

Cuando comencé Con #elverboenlapiel hace cuatro años, lo hice con el propósito de encontrarle respuestas a muchas de las preguntas que yo tenía acerca de mi sexualidad. Crecí con muchas inseguridades y dudas que básicamente encontraron una casa y espacio para coexistir y sanarse en el proyecto. Para mí #verboypiel viene a darle herramientas a otras mujeres y niñas que crecieron con las mismas problemáticas que yo, herramientas que a mí me han funcionado a llegar a dónde estoy, en relación a mi amor propio, sexualidad y autoestima. Como proyecto hemos gestado en Puerto Rico una iniciativa llamada SEXPO, un encuentro anual. El SEXPO es una expo de sexualidad, placer y educación sexual integral en la isla.

 

El trabajo que gesto desde esta plataforma lo hago, porque me gustaría que otras personas también encontrarán alternativas para poder estar en paz consigo mismxs dentro de esta sociedad que tan dura es con todxs. Creo que compartiendo saberes, experiencias y compartiéndonos desde toda vulnerabilidad es que podemos construir un mundo mejor. La primera pieza para formar una comunidad es el abrazo. 

"La primera pieza para formar una comunidad es el abrazo."

En esa misma idea de construir comunidad rodéate de mujeres, personas, grupos que te sumen, que te apoyen y puedan sostenerte cuando lo necesites. Rodéate de gente que te hable honestamente desde el corazón y el amor, que sean sensibles, que escuchen, que sepan mandarte hacer silencio en los momentos oportunos, que  celebren tus victorias como suyas, que te abracen en el fracaso, que te saquen lágrimas por la risa, que te inviten a las reflexiones profundas y dolorosas, pero que también sepan quedarse y ayudarte a la reconstrucción de tu ser. Cuando me preguntan cómo llegué a dónde estoy, digo que por mis amigas, sí, mis amigas...mi mamá, mis ancestras, mis mujeres… si me pongo a mirar todo lo que he recorrido siempre, en algún momento, hay una mujer dándome la mano para seguir caminando. Entonces por ellas, por su ayuda, por su esfuerzo, por su acompañamiento, es que estoy donde estoy. Reconozco que soy pésima pidiendo ayuda, aunque sea una portavoz de que hay que pedirla… jajaja pero ahí radican a veces nuestras contradicciones. Quiero decir, que muchas veces me cuesta trabajo pedir ayuda porque siento que puedo hacerlo sola… y sin embargo, siempre habrá quien esté ahí para ayudarme y sostenerme cuando más lo necesite. Emprender ha sido una escuela para trabajar con mi propia disciplina porque no era muy organizada. Así que he tenido que ir reestructurando, creciendo y aprendiendo.

"Si me pongo a mirar todo lo que he recorrido siempre, en algún momento, hay una mujer dándome la mano para seguir caminando."

Justamente, la disciplina es lo que te va dar las herramientas para completar tus sueños. Para mí el éxito se mide con la cantidad de pequeños logros que alcanzo cuando finalizo alguna tarea o meta, pero que me disfruté en el camino. El éxito va de la mano con el placer. Cuando gozo, cuando me disfruto lo que hago y lo termino, para mí eso es un indicador de éxito. Ahora bien, para ser exitosa se requiere mucho trabajo y consistencia. En el camino vendrán situaciones o personas que intentarán crear obstáculos, sin embargo, hay que mirar los problemas como gasolina y herramientas para hacer un mejor trabajo. Muchas veces mientras estamos en medio de la situación, no entendemos o no vemos las cosas con claridad, pero la intuición es la mejor guía. Nosotras venimos con la brújula que nos lleva al éxito, solo hay que identificarla y aprender a escuchar. Descubrirla. 

 

Otro factor importante para ser exitosa es proyectarlo. Desde hace un tiempo, gracias a Gloriann Sacha Antonetty Lebrón, una de esas amigas que siempre están y son escuela, comencé a jugar con los vision boards. Ahora es un ritual de inicio de año, nos juntamos a pensar, idear, imaginar, jugar cómo nos visualizamos, hacia dónde nos queremos mover y trazar líneas para ver cómo nuestros caminos se intersectan en algún momento. Visualizar nuestros sueños es una forma de hacerlo más accesible, y ciertamente, eso viene acompañado de un plan de acción y pasos a seguir. 

A estas alturas de la vida sé que la felicidad es como las olas del mar… va y viene. La felicidad es efímera, es de un instante y por eso hay que disfrutarla como si fuera la última cada vez. Yo disfruto la felicidad identificando las pequeñas acciones, palabras, personas, pensamientos, comidas, placeres y lugares… que te hacen sentir como en tu casa. Lo que nos aleja de la felicidad es lo mismo que nos aleja de nuestro propio centro. Cuando somos felices estamos conectados a quién somos. Aspiro a siempre estar lo más cerca de mí. 

logo nuevo copy (2).png

Escrito por:

Ana Castillo Muñoz

Suscríbete

  • Instagram

© 2020 by PineApple Women 

Power by Andrea Chaves

@pineapple.women