PW_logo_BlackPYellowApple_alpha (1).png

Mi sueño siempre fue ser parte de la selección nacional de mi país, jugar a nivel colegial en los Estados Unidos y jugar a nivel profesional.


Actualmente soy jugadora de sóftbol profesional en Caronno Pertusella, Italia, a donde no he podido llegar por la pandemia. Cuando estoy en la isla, Puerto Rico, soy instructora del programa de sóftbol de la Puerto Rico Baseball Academy and High School. Cuando no estoy en la academia ofrezco sesiones privadas de bateo y pitcheo a jóvenes que buscan mejorar sus destrezas. Llevo más de diez años siendo jugadora de la selección nacional de softbol femenino de Puerto Rico, y por los últimos siete años he tenido el honor de ser la capitana.

Mi primer deporte fue el voleibol, pero cuando llegó la oportunidad de practicar el deporte al que hoy le debo mucho, me sentí como pez en el agua (hasta el instante en que me dio la bola en la frente). Me crié viendo a mi padre jugar béisbol y por eso, yo ya más o menos dominaba los fundamentos básicos del deporte. Que me haya dado una bola en la frente en mi primera práctica y que hoy sea la capitana de un seleccionado nacional, dice mucho de cómo llegué a donde estoy hoy. En el camino me he encontrado de todo; frustraciones, alegrías, decepciones, amistades que se fueron y otras que llegaron, sacrificios, etc. Pero nunca me he rendido porque este deporte me corre en la sangre, tanto que la palabra pasión se queda corta. Lo hago por el sacrificio que hizo mi familia, por mi isla, por todas esas jóvenes que sueñan con tener un carrera profesional a través del sóftbol y porque creo en mí!

"Creo en mí!"

No me gusta generalizar cuando se trata de hablar del secreto al éxito porque creo que la fórmula es diferente para todos. Pero creo que mi fórmula es:

Perseverancia + Disciplina + Determinación + Claridad + Rodearse de personas positivas + Buscar apoyo y buscar a quien apoyar + Superación + Agradecimiento + Humildad = Éxito. 


Así como seguramente les ha pasado a muchxs de ustedes, siempre encontré gente que me decía que yo nunca llegaría a ser quien soy hoy. Llegaba a mis juegos y nunca faltaba el que decía “ahí llegó la estrellita”, más en forma de burla que otra cosa. Pero esto nunca me freno a seguir a paso firme tras mi sueño. De esto aprendí lo importante que es  apoyar  a aquellxs que están tratando de dar los pasos correctos y necesarios para llegar a donde muy pocxs han llegado, a celebrarles las victorias, así los conociera o no. Y sí, hubo comentarios que fueron muy hirientes pero perseveré y con el tiempo aprendí a que no me afectaran, al contrario, aprendí a usarlos como motivación para querer aún más a alcanzar mis metas.

En mi caso quise rodearme de personas que no solo querían verme crecer como atleta, que velaban por mis intereses, que creían y respetaban mis sueños pero aún más importante, personas que querían verme crecer como persona. A lo último del camino, esto es lo que te va a permitir llegar más lejos en la vida. En mi caso empecé por mis padres, quienes no me dejaron sola en ningún momento. 

Pienso que el ser disciplinada, agradecida y reflexiva me ha ayudado mucho a lo largo de mi carrera. Siempre he tratado de hacer lo necesario para mantenerme en la mejor forma física y mental, pero he tenido resbalones. Cuando entre a la universidad gané mucho peso y esto afectó mi desempeño en el terreno de juego. De esto, aprendí a nutrirme y a cuidarme mejor, pues mi carrera no podía parar ahí. También, aprendí lo importante que es reflexionar y reconocer en que debemos trabajar. Reflexionar me ayudó a darme cuenta que ser agradecida me ayuda, especialmente en los momentos en los que empiezo a caer en la trampa de la negatividad. Pensar en lo agradecida que estoy de tener una familia que me apoya y en todas las cosas que me ha dado el deporte, siempre ha sido mi manera de volver a mí misma. De la reflexión también aprendí a reconocer que muchas veces quiero buscar resolverlo todo, porque quiero controlar que todo salga bien y cómo lo quiero; pero para ser un buen líder es importante siempre trabajar en equipo, para lograrlo bien, debes aprender a dejarte ayudar. Confieso que es algo en lo que aún trabajo.

"Ser agradecida me ayuda, especialmente en los momentos en los que empiezo a caer en la trampa de la negatividad."

Hoy es fácil vencer el miedo porque pienso en todos los obstáculos que he tenido que sobrepasar a lo largo de mi vida, mi carrera, y se me pasa. Pero claro, los momentos de duda existen, para todos, y aparecen diciendo: “no soy capaz”. Soy muy fanática de la visualización y es algo que practico mucho. Entonces, en esos momentos de duda visualizo “eso” (lo que me causa miedo) hecho de la mejor forma posible. Ese escenario queda grabado en mi cabeza y la mayoría de veces es exactamente lo que sucede. Soñar y visualizar mis sueños siempre me ha ayudado a mantenerme enfocada, motivada, a organizar mi tiempo y mis recursos. Hoy en día está muy de moda crear “dream boards”, en mis tiempos tenía mi “dreamboard” en mi cabeza. Crea el tuyo, ya sea en tu cabeza o físico, lo importante es tener claras las metas.  


Nunca dejes de soñar y trabajar en grande. Tienes el talento para ir hasta el fin del mundo, tienes todas las oportunidades, es cuestión de verlas y saber aprovecharlas en el momento en el que se presentan. Pero si por alguna razón estás perdiendo la motivación, antes de dejar tu sueño, mira de quién te estás rodeando y si esas personas te están dando la información y la energía correcta. Luego empéñate a alcanzar tus sueños.

"Tienes el talento para ir hasta el fin del mundo, tienes todas las oportunidades, es cuestión de verlas y saber aprovecharlas en el momento en el que se presentan."

Escrito por:

Karla Claudio

Editado por:

Andrea Chaves

Suscríbete

  • Instagram

© 2020 by PineApple Women 

Power by Andrea Chaves

@pineapple.women