PW_logo_BlackPYellowApple_alpha (1).png

Amo la fotografía, para mí es la forma de llegar a un mundo completamente universal porque no necesitas palabras.  La humanidad es visual, la imagen es una forma de comunicación con muchas puertas de interpretación. Por ende, una fotografía puede transmitir muchas emociones. Soy fotógrafa, una storyteller y soy content creator, me fascina porque esta es la forma en que lanzo mi creatividad al aire y que lo agarre el que pueda y el que quiera. 

 

Mi historia más emocionante empieza cuando empezó la cuarentena con una serie de eventos desafortunados, afortunados. Decidí ponerle atención a una voz que ha estado atrapada dentro de mí por unos años. El proceso más interesante de mi vida. ¿Y adivina qué encontré? Otra YO, que tiene muchísimas más habilidades y es aún más creativa. He gozado tanto el encuentro con esa YO que no lo quiero soltar jamás. En poco tiempo me he dado cuenta que esta YO me llena realmente, me llena de alegría, de emoción, de vida. 

"La humanidad es visual, la imagen es una forma de comunicación con muchas puertas de interpretación."  

En la culminación de encontrarme con mi Yo, decidí irme de cuarentena con mi cámara, con una luz, mis tarjetas de memoria y mis YOs. Trabajé en dos proyectos: un proyecto con mucho color, comedia y sarcasmo. El otro proyecto, muy cinematográfico, manejado con una sola luz. Los dos proyectos revelan sentimientos y emociones detrás de lo que estaba pasando en el momento conmigo - el reencuentro y la despedida. 

 

En los últimos días de mi encuentro me di cuenta que no podía vivir con mis dos YO. Entonces decidí que iba a enterrar a la vieja YO junto al mar. Puedes verlo en las fotos, son muchas YO en la despedida de la vieja yo. Me enterré porque esa vieja YO, ya no me gusta. Me di cuenta de todo lo que esa vieja YO había perdido en el camino. Me había convertido en una mujer que no tenía tiempo para mí porque siempre estaban los hijitos, el esposo, la casa (a los que adoro) y entonces no tenía tiempo para mí, para el ser creativo porque esa mujer estaba tapando la mujer que soy en realidad. Entonces, me enterré, para abrirle espacio al YO que había perdido en el camino, la que estoy recuperando y redescubriendo. La ceremonia fue a las 6 AM en pleno amanecer. Al finalizar, me fui para una piedra, me senté y lloré por más de una hora. 

"Me enterré, para abrirle espacio al YO que había perdido en el camino, la que estoy recuperando y redescubriendo."

Este es el comienzo de mi reflexión de vida. Es todo un proceso de incluirme a mí, en el que me doy cuenta de lo que yo necesito, lo que quiero para mi vida y de mi vida. Para lograrlo de verdad debo hacer cambios. Uno de estos cambios son las personas que me rodean. Cuando evolucionas tienes la capacidad de sacar a la gente que opaca tu espacio creativo. El problema de dejarlas ahí es que te atrasan en el proceso de evolución. Así, que siempre escoge bien a esas personas que de verdad están llenas de buena energía y con mente abierta para la creatividad. 

 

Ahora intento ver todos los días el amanecer y el atardecer. Escribo, medito y canto como una loca mientras sale o se va el sol. Esto no lo quiero perder de mi vida. 

Dentro de la reflexión de mi vida y mi encuentro hice un ritual: escribí todos mis deseos, mis sueños y se los entregué al mar, al universo. Detrás de este proceso metafórico, hay mucho significado, pues primero pensé en mis sueños. Soñar es muy importante porque esto es lo que te llena de ganas a dar un paso hacia adelante. Si no soñamos nunca daríamos el primer paso.  Al pensar en mis sueños, los visualicé. Una vez visualizas tu futuro, el universo conspira contigo y esto es algo maravilloso. Entregué mis deseos, mis sueños al mar, al mundo porque vine al mundo como creativa a crear, y que ellos hagan lo que quieran con el. Lo pueden: amar y conservar o, odiar y romper; lo que decidan eso ya no es problema mío. En este proceso entendí que ser YO está bien, con mi loquera, con mi energía y mis imágenes extrañas. No tengo que ser como todo el mundo me lo pide.  Al ver las cosas así, al entregarlas, dejo de pensar en lo pensarían los demás y dejo de juzgar mi trabajo, solo lo hago. 

"Al entregar las cosas al "universo", dejo de pensar en lo pensarían los demás y dejo de juzgar mi trabajo, solo lo hago."

Este cambio me llevó a la autenticidad. Cuando eres auténtico creas algo nunca visto y esto siempre llama la atención. Muchas veces cuando nos encontramos con el cambio, nos encontramos con el miedo. Es normal, somos seres humanos. Si lo afrontas con un poquito de valentía y con muchas ganas de hacer algo distinto, te van a salir las cosas bien. Si no te salen bien, no importa, lo importante es que aprendiste algo en el camino que te saliste de tu zona de confort. Vencer el miedo al cambio es un maestro, lo comparo con el aprender a caminar de un niño por primera vez.


Cuando siento miedo primero lloro, lloro un buen rato, lo hago porque cuando lloro solo hago eso. Pues mi mente no tiene espacio para pensar, solo para llorar. Este es mi outlet y esto permite que mi cuerpo respire. Luego escribo e intento ver más allá del miedo. Me pregunto: ¿cuándo este miedo pase, qué habré sacado de esto? Ahí empiezo a ver las posibilidades y muchas con desenlaces positivos.

Detrás de mi mundo loco y caótico tengo mucha disciplina. Esto quiere decir que cuando me pongo metas las cumplo y eso es muy importante para llegar a ser exitoso. Pero el ser exitoso es diferente para todos, entonces en realidad no existe. Es y siempre debe ser un concepto que tú creas para ti. Por ejemplo:

 

  • No he parado de trabajar

  • Las imágenes que estoy haciendo me hacen feliz, son buenas para mí

  • Mi audiencia ha crecido 

  • Tomo una foto por día

 

Esto es el éxito para mí, los parámetros son creados por mí. 

 

No dejes que tu éxito sea medido o creado por nadie más.

Escrito por:

Andrea Chaves

Suscríbete

  • Instagram

© 2020 by PineApple Women 

Power by Andrea Chaves

@pineapple.women