PW_logo_BlackPYellowApple_alpha (1).png

Maria Gracia Panduro

Nací en Perú y me mudé a España cuando tenía tres años, más tarde me mudé a Londres. Volví a Perú por primera vez cuando tenía 13 años. Fue entonces allí, en mi tierra madre donde por destino de la vida encontré uno de mis propósitos de vida. Fue una noche, fría y como noche oscura, alrededor de las 8 PM estando en Cuzco, vi a unos niños trabajando, vendiendo artesanías. Qué injusticia! Pensé, pues siendo privilegiada y viviendo en en el Reino Unido nunca había visto en vivo el trabajo infantil y nunca me imaginé verlo en la mitad de la calle en horas de las noche. ¿Qué injusticia! Repetía mi mente, mientras mi corazón se deshacía.  Me acerque a los niños y les pregunté por qué estaban trabajando a estas horas de la noche. Ellos me explicaron que estaban ayudando a su madre. No podía creer lo que estaba oyendo, una madre usando a sus hijos. Entonces les pedí hablar con su madre. Ellos sin ningún problema me llevaron a ella. Yo procedí a decirle a esta señora lo injusta que estaba siendo con sus hijos. Ella muy humildemente me explicó que si no vendía nada ese día, no tendrían que comer esa noche, que esta era la única forma en que ella sabía cómo sobrevivir, además de eso no tenía con quien dejar a sus hijos y por seguridad prefería que ellos estuvieran cerca de ella.  

 

En ese momento, a mis 13 años sentí la necesidad de dejarlo todo para poder ayudar a esta señora y a esos niños. En poco tiempo aprendí que no es solo ella, si no muchas mujeres las que se encuentran en esta situación. 

 

Ya, de vuelta en Londres, no podía parar de pensar cómo ayudar a estas familias. Dos años después, sin haber abandonado las esperanzas de ayudarlas, decidí que la mejor idea era promover sus productos en Europa y otros países. Cuando comencé mi primer año de carrera hice un programa donde pude desarrollar la empresa, esto me llevó a participar en una competencia en la cual gané el segundo puesto, con este dinero fundé Nuna Perú. 

@Nuna_Peru es una empresa social con la misión de apoyar a las mujeres artesanas en las zonas más afectadas y pobres del Perú. Nuna vende productos de Alpaca hechos a mano a nivel mundial con el objetivo de desarrollar programas que permitan a los artesanos peruanos beneficiarse y mejorar su calidad de vida y proporcionar más empleos. 

 

Con el tiempo aprendí que el promocionar y vender los productos no solucionaría todos los problemas que viven estas comunidades, en verdad solucionaba muy poco, así que añadí a la misión capacitación para mejorar las habilidades manuales y laborales y ayudar a crear mejores oportunidades a través de educación empresarial. Para así crear un modelo de ingresos sostenibles que continúa apoyando a la comunidad y a las familias que la integran.

Mi sueño fue ayudar a una mujer y este me llevó a ayudar a una comunidad, fue aquí donde encontré mi propósito. Hoy mi sueño es poder apoyar a muchas comunidades de mujeres artesanas. Hoy en día, sigo trabajando en mis sueños, cada experiencia me enseña el camino de cómo llegar un paso más cerca a mis sueños. En este camino recorrido, he entendido que en la vida siempre van haber buenos y malos momentos. Así que debemos estar mentalmente preparados para los obstáculos que lleguen. 

 

Mis consejos para  las niñas y mujeres del mundo son: busca un mentor y/o un 

network relacionado con lo que se quiere aprender o a lo que quieras apoyar. También, ten metas personales y más allá de esto, nunca ignores las horas necesarias de sueño, el descansar es realmente necesario para prevenir el estrés y estar mentalmente preparado para lo que viene.

Suscríbete

  • Instagram

© 2020 by PineApple Women 

Power by Andrea Chaves

@pineapple.women