PW_logo_BlackPYellowApple_alpha (1).png

Ya que hago “freelance” o trabajo independiente cada proyecto es distinto, así que puede durar días o meses y mi horario cambia mucho dependiendo de qué estemos filmando día a día; por ejemplo a veces empiezo a maquillar a los actores a las 3 AM, al día siguiente puede ser un llamado a las 11 AM y un par de días después puede ser que la filmación empiece a las 9 PM. Además, casi siempre los proyectos tienen varias locaciones, por lo cual es muy común tener que manejar a un lugar diferente cada día (a excepción de cuando estamos filmando en un estudio).

 

Aunque a veces siento que tengo que hacer el papel de psicológica durante mi tiempo con actores, o mago para hacer cosas aparecer de la nada a último momento, realmente soy maquilladora. Trabajo primordialmente en películas y series ayudando al director y a los productores a crear personajes visualmente convincentes, que encajen y traigan a la vida ese mundo ficticio que el guión está intentando generar, lo que dependiendo del proyecto puede implicar hacer que los actores se vean lo mejor posible en cámara; enfermos, o quizás heridos, tal vez amenazantes, o que se vean coherentes con un período histórico, y hasta incluso crear criaturas fantásticas.

Curiosamente mi carrera como maquilladora no fue algo que yo tuviera planeado desde un comienzo, aunque siempre estuve muy atraída por el maquillaje de efectos especiales (me encantan las películas de terror!), nunca pensé que ese pudiera ser mi trabajo. De hecho, estudié para ser diseñadora gráfica y trabajé por 4 años en agencias publicitarias, pero no estaba contenta con mi decisión y no me sentía satisfecha. Empecé a hacer maquillajes en amigos, máscaras de látex o diferentes tipos de disfraces, y poco a poco me di cuenta que estaba disfrutando mi hobby mucho más que mi carrera, pero en ese momento, después de haber invertido tanto tiempo estudiando y trabajando como diseñadora, no pensé que cambiar de rumbo pudiera ser una opción realista para mí. 

 

Encontré una convocatoria para una beca de maquillaje en Los Ángeles, California y aunque estuve a punto de no aplicar, pues pensaba que mis creaciones eran muy básicas comparadas con los trabajos de otros, terminé enviando fotos de algunos de mis maquillajes, gracias a la insistencia de mi mejor amiga para que aplicara. Para mí gran sorpresa me otorgaron el 2do lugar y media beca! Recuerdo haber pensado “si gente profesional considera que mis maquillajes hechos con látex, algodón y papel higiénico no son tan malos, quizás no sea tan ridículo pensar que puedo hacer esto en serio”. Desde ése momento decidí ahorrar y trabajar lo que más pudé, para mudarme a California y cambiar de carrera.

De ahí, aprendí que es muy importante soñar, nos permite ir más allá de lo que muchos consideran realista, de lo que en teoría “no” es posible. A veces, lo que no es posible para muchos, termina siendo una realidad para otros. Pero solo los que sueñan y se arriesgan pueden tomar los primeros pasos para hacer esos sueños una realidad. No sé la fórmula exacta para volver los sueños realidad, pero lo que sí sé, es que arriesgarse e intentarlo es el primer paso; en mi caso cambiar de carrera, cambiar de país y básicamente volver a comenzar mi vida de ceros, era una opción que me atemorizaba, pero al final del día, sabía que era una mejor opción que pasar toda mi vida siempre preguntándome “¿qué hubiera pasado si tan solo lo hubiera intentado?”

 

El éxito es un concepto extraño en mi opinión, depende del punto de vista de cada quien, aunque algunos pueden verme a mí y pensar que soy muy exitosa, otros que llevan mucho más tiempo en mi industria y tienen más experiencia pueden pensar que me hace falta mucho todavía. Personalmente, creo que me hace falta muchísimo por aprender y hacer para ser exitosa. Este pensamiento, me obliga a ser perseverante, buscar oportunidades para mejorar y siempre estar intentando nuevos retos; así que quizás lo que me ha hecho “exitosa” es pensar que no lo soy y no conformarme con lo que tengo, sino concentrarme en lo próximo que quiero alcanzar.

 

El consejo más importante que yo le daría a alguien para lograr sus objetivos, es ser muy perseverante, porque lograr alcanzar las metas toman más tiempo de lo que inicialmente imaginas y no son un camino directo, incluso trabajando duro y dedicando muchas horas, puedes tener muchos obstáculos; por eso es primordial tener perseverancia, no rendirse y creer en ti siempre.

"Lo que me ha hecho “exitosa” es pensar que no lo soy y no conformarme con lo que tengo, sino concentrarme en lo próximo

que quiero alcanzar

Lo que me encanta de mi trabajo es que combina muchísimas cosas que me apasionan, me permite ser creativa, ser artística, crear personajes que no podrían existir en el mundo real de ninguna otra manera, ir a lugares nuevos e increíbles, trabajar con personas muy talentosas en diferentes profesiones y tener la oportunidad de ser parte de un equipo que crea mundos fantásticos y fascinantes.

 

En una industria llena de cambios, cosas que deben suceder a último momento y que pueden cambiar tu carrera, para bien o para mal, es muy fácil perder sueño y tranquilidad pensando en un trabajo, pero con el tiempo he aprendido que no importa qué tan vital algo parezca en el momento, sigue siendo solo un trabajo y no amerita arriesgar mi salud mental y física.

 

Si pudiera volver el tiempo atrás y dejarle un mensaje a La Niña que era, le diría: que crea más en ella misma y en sus habilidades, que se tenga más paciencia y cariño porque no importa si no encaja con las otras niñas y sus gustos, que ser diferente puede ser una gran ventaja y que no escuche a todas las personas que dicen que no es posible seguir los sueños, ser feliz  y al mismo tiempo hacer dinero haciendo lo que le gusta.

Suscríbete

  • Instagram

© 2020 by PineApple Women 

Power by Andrea Chaves

@pineapple.women