PW_logo_BlackPYellowApple_alpha (1).png

Hace diez años tenía una vida relativamente tranquila, había conocido a mi marido cuando ambos estábamos haciendo nuestro MBA. Yo trabajaba desde casa con mi agencia de viajes online, con la cual me iba muy bien. Había conseguido una alianza con Living Social y lanzamos el primer paquete de viajes a Latinoamérica con ellos. Fue un éxito y el negocio creció a Groupon y otras plataformas de crowd purchasing.

Un día ví una película titulada “Tráfico Humano” la cual cambió mi vida. No tenía idea que esta terrible realidad toca alrededor de dos millones de niños quienes son explotados sexualmente a diario. Comencé a indagar acerca del tema y empecé a ser voluntaria en varias ONG’s que luchan contra la trata infantil. Pero eso no fue suficiente, sabía que para ayudar realmente debía volver a la universidad y estudiar nuevamente. Así fue que comencé mi segunda maestría, esta vez enfocada en la psicología de “trauma complejo” la cual me permitiría trabajar directamente con niños y niñas sobrevivientes de explotación sexual. Entonces, a los 38 años de edad decidí dejar mi trabajo y comenzar desde cero con mi nuevo desafío. Hoy en día trabajo con prevención de suicidio, doy terapia a niños abusados y estoy desarrollando un manual de “mejores prácticas” para servicios ofrecidos a sobrevivientes de tráfico humano.

Hago lo que hago porque: 

  • creo en Dios, y creo que debemos servir a aquellos que necesitan ayuda

  • he sido bendecida con cuatro maravillosos niños y debo devolver a la comunidad

  • esto le da un propósito espiritual a mi vida 

  • no hay mayor privilegio que cuando tengo la oportunidad de dar amor incondicional a un extraño que está sufriendo

  • alguien lo tiene que hacer

"No hay mayor privilegio que cuando tengo la oportunidad de dar amor incondicional a un extraño que está sufriendo"

Acabo de abrir mi propia fundación para ayudar a niñas sobrevivientes de tráfico humano y explotación sexual, se llama Break the Chain. Muchas víctimas de trata dejan de recibir o no reciben cuidado por tener o ser mayores de 18 años. Nuestra fundación se dedica a ayudar a estas niñas que quedan desamparadas por su edad o por otras razones. Pero se que necesito unir fuerzas para lograr algo más grande y es por esto que estoy creando un manual de “mejores prácticas”. Con este, cualquier hogar que provee ayuda a sobrevivientes de trata, tendrá una referencia para crear un sistema que ayude a las víctimas a desarrollar una nueva identidad. También, quiero poder darles las herramientas necesarias a las víctimas para que así vuelvan a soñar, a vivir y a reintegrarse a la sociedad sin desventajas por lo que han vivido.

 

Soñar es muy importante, no hay nada que nos detenga si realmente queremos lograr algo, excepto uno mismo. Personalmente, veo los obstáculos como una oportunidad para aprender, para llegar a otro nivel de desafío y eso es lo que quiero que las víctimas de trata logren hacer.  

"Personalmente, veo los obstáculos como una oportunidad para aprender, para llegar a otro nivel de desafío"

Nuestra actitud hacia los obstáculos y hacia la vida define nuestro éxito. Creo que como todas las personas del mundo, he sufrido; he sufrido inseguridades, rechazos, desilusiones. Se me ha partido el corazón por lo que yo percibía como injusticias hacia mi o hacia otros. En realidad, esas experiencias me han dado la oportunidad de entender que siempre tenemos opciones: o adopto una actitud de depresión, amargura y enojo, o cosecho mis aprendizajes y los utilizo como referencia para salir adelante y ayudar a otros. Es nuestra decisión, y yo elijo la segunda. 

Creo que en la disciplina y la convicción. Toda mi vida he hecho ejercicio, es el eje de mi fortaleza física, emocional y espiritual. También estudió mucho, ¡hay tantas cosas que aprender que no me alcanza el tiempo! Pero me organizo con disciplina para hacer lo que puedo día a día. Mi consejo es: toma un día a la vez, no te preocupes por el tiempo, cada día es una oportunidad y aunque a veces nuestras elecciones parecen no tener lógica, pero si esas decisiones están basadas en tus valores, tu historia un día tendrá sentido.

"Nuestra actitud hacia los obstáculos y hacia la vida define nuestro éxito"

También, es muy importante perdonar (a otros y a uno mismo), esto nos libera para alcanzar todos los sueños que tenemos. Cargar con odios es como cargar una bolsa muy pesada que te distrae y te atrasa. Mi libro favorito de Viktor Frankl “Hombre en busca de sentido”; resume esta idea muy bien!

Encontrar el propósito de nuestra vida es lo que nos provee felicidad y dirección. Todos los obstáculos que se presentan pierden efecto si un día encuentras que es lo que te llena el corazón. Hoy puedo decir que cada minuto, cada error, cada lágrima valió la pena. Un día miras para atrás y ves que necesitabas esos momentos para saber lo que buscabas. 

El trabajo con suicidio y explotación sexual infantil te pueden afectar mucho si no te cuidas. Por esto me aseguro de: 

  • hacer ejercicio 4 a 5 veces por semana (me encanta correr escuchando libros)

  • visitar mi terapeuta 

  • ir a la iglesia para tener una hora donde puedo hablar con Dios

"Cargar con odios es como cargar una bolsa muy pesada que te distrae y te atrasa"

Pero sé que el cuidado mental y el desconectarse es fundamental para todos sin importar que edad tengas, ni a qué te dedicas. El crear espacio para escuchar nuestra alma es indispensable.

 

Por último quiero recordarte que no debemos aferrarnos a lo material, lo único que nos proporciona felicidad es el amor que se da y se recibe con el alma.

Suscríbete

© 2020 by PineApple Women 

Power by Andrea Chaves

  • Instagram

@pineapple.women