Adriana Marmorek - Artista plástica visual






Para mí, crear es tan importante como comer. Siento que crear es algo absolutamente vital que se ha convertido en mi tabla de salvación. Inicié en el mundo de la publicidad trabajando como redactora creativa. Fue increíble cuando un día sentí que debía cambiar mi mundo, que necesitaba dedicarme al arte. Desde este punto, terminé logrando mi sueño y ahora me dedico a ser artista plástica y visual, enfocándome en la escultura contemporánea y conceptual. Trabajo el arte desde los conceptos y las formas tridimensionales. Trabajo creando instalación, esculturas, fotografía instalada… Pero lo que me caracteriza es que no tengo un único formato de trabajo en la plástica, simplemente me inspiro por lo que la voz interior me dice.


me inspiro por lo que la voz interior me dice

Creo que todos debemos aprender a oírnos de la manera más profunda posible. Cuando uno logra conectar con ese lado profundo que todos tenemos, ahí es donde se encuentra la claridad de la visión. Para nunca haber trabajado con barro, mi primera vez tratando de crear un recipiente, que no salió!. Terminé creando una escultura muy bien hecha, a ojos de mi mamá… que tiene formación de artista. Y de aquí sale mi deseo de continuar trabajando y explorando la escultura. Así es como se hizo realidad mi sueño, ya que seguí este hilo y me ha llevado hasta lo que me hace sentir plena.


Definitivamente, una mezcla de muchos factores me llevaron a convertirme en escultora, pero fue un llamado interior el que me llevó a darme cuenta que ésto era mi misión en la vida. Comparo a los sueños con un volcán: si estos son verdaderos, se vuelven casi vitales y te empujan en la vida. Creo que encontrar tu verdadero sueño es la gran tarea que tienes cumplir y este sin duda te da un sentimiento de felicidad, de plenitud. He descubierto que muchas veces entendemos la felicidad como tener cosas, cuando en verdad, la felicidad está dada por esta plenitud.


Comparo a los sueños con un volcán: si estos son verdaderos, se vuelven casi vitales y te empujan en la vida.

Es fundamental decir que nunca se puede parar de soñar. En la vida hay muchos momentos donde tenemos que volver a empezar, no es solamente cuando uno está arrancando. Cuando somos pequeños parece ser el único momento en el que se puede soñar un mundo, un futuro, una carrera… Sin embargo, a través de toda la vida nos encontramos en estos puntos de inicio y esto implica no parar de soñar. Me permití a mí misma escuchar las propuestas que me hacía el camino. Pedí lo que quería, y estuve atenta al universo. Todo esto le dio sentido y fuerza a mi trabajo de arte. Por último, creo que lo más importante es seguir adelante y cumplir ese deseo que llevas por dentro.


Es fundamental decir que nunca se puede parar de soñar.

Encuentra más obras de Adriana en Nohra Haime Gallery


 


Escrito por: Laura Mejia

Editado por: Andrea Chaves

Subido por: Andrea Chaves


0 views0 comments

Para inspiración, subscríbete 

¡Gracias!

Se parte del corazón de la piña

© 2020 Pineapple Women Team 

  • Instagram