PW_logo_BlackPYellowApple_alpha (1).png

Sigue tu intuición. En una sociedad en la que ya se espera algo de ti desde que naces, puede resultar difícil desarrollarte como emprendedora sobretodo si no muchos en tu familia han tomado este camino antes. Sin embargo, el propósito de vida de cada persona es distinto y es importante reconocer “eso” que te llama y que de alguna forma vive siempre en tu mente.

 

"Es importante reconocer “eso” que te llama"

Yo soy Sandra Arlette Morales, relacionista internacional de carrera y emprendedora de corazón. Tuve mi primer negocio a los 17 años, era modelo en ese entonces y en unas vacaciones de la preparatoria monté un curso de verano en el que me dediqué a dar clases de etiqueta social y modelaje a niñas y adolescentes. Fue un éxito, terminamos las clases con una pasarela de graduación en la que recuerdo a las mamás de las niñas preguntar por el siguiente curso. Mis clases comenzaban otra vez, así que no pude continuar con ese proyecto. Muchas ideas diferentes vinieron, algunas funcionaron y me hicieron muy feliz, otras no, y estas me hicieron sentir de lo peor; sin embargo hasta el día de hoy las ideas y los proyectos siguen surgiendo y me traen el mismo entusiasmo que cuando tenía 17 años. 

 

Ahora tengo un club padrísimo de mujeres emprendedoras llamado Ladies of Business, tengo mi línea de joyería que aprendí a hacer mientras estudiaba en la universidad, doy asesoría de imagen y también desarrollé junto con mi hermana, una línea de productos herbales para el cuidado de la piel llamado Herbalmate.

 

Es todo menos fácil, pude haber conseguido un buen empleo después de titularme pero decidí abrir una boutique en cuanto me gradué de la universidad y abrirme paso como emprendedora. He aprendido mucho, entre éxitos y fracasos me he cuestionado varias veces si este es el camino que quiero seguir. Y aunque en la frustración de los momentos malos he estado a punto de buscar oportunidades por otro lado, en mi mente siempre está ese “algo” que termina convenciéndome de seguir adelante y que me ha traído hasta donde estoy.

 

Si algo traen consigo los malos ratos, es que te dan la oportunidad de hacer una pausa y re-surgir. Recuerdo los años en los que me sentí de verdad perdida y decepcionada, sin muchas expectativas, simplemente me fui a pasar unos meses “conmigo misma” en una playa maravillosa que escuchó con paciencia mis problemas y mi sentir. Fue lo mejor que me pudo haber pasado; descubrí que es necesario crear momentos de distancia, de mi vida habitual, para enfocarme en mí. 

"Es necesario crear momentos de distancia, de mi vida habitual, para enfocarme en mí."

Siempre he sido espiritual pero a partir de esa escapada comprendí que antes de invertir en proyectos es necesario invertir en mí, en la conexión conmigo misma, en conocer más de mí, en explorar más allá de lo físico, ya que además de un propósito de vida, también tenemos una misión espiritual que va de la mano con todo aquello que nos gusta hacer. También comprendí que antes de esperar el apoyo de otros, necesito confiar más en mí. Entonces, creo que para llegar al éxito es sumamente necesario saber quién eres, cuál es tu propósito en la vida y cuál es tu misión espiritual. Una vez que puedas alinear todo eso, los siguientes pasos se pintan solos!

 

Si bien puedo decir que he alcanzado el éxito personal, todavía estoy en el camino rumbo al éxito profesional, mi propósito es dejar un impacto positivo con cada uno de mis proyectos y que al final de mi vida ese impacto siga dando frutos a muchas personas.

 

Sigue tu intuición, ten siempre presente tu propósito, confía en ti, reconoce los fracasos como éxitos disfrazados, y recuerda que todo lo que necesitas para triunfar se encuentra dentro de ti!

"Recuerda que todo lo que necesitas para triunfar se encuentra dentro de ti!"

ArletteMoDesign.png
22 Herbalmate logo.png
LOB logo PNG.png

Suscríbete

  • Instagram

© 2020 by PineApple Women 

Power by Andrea Chaves

@pineapple.women